Gana lectores apelando a lo racional y emocional

El cerebro tiene dos hemisferios el racional y emocional. Las cosas que leemos, la información de la que nos documentamos, las cosas que meditamos… conforma la parte racional. En cambio, aquello que nos viene dado, nos sorprende, aparece en nuestra vida y nos “afecta” en mayor o menor medida, conforma la parte emocional. En la comunicación on-line podemos hacer una distinción interesante también dependiendo del canal por donde comunicamos: Google y el resto de buscadores por los que nos informamos conformarían la parte racional, mientras que Twitter, Facebook y demás redes sociales, formarían la parte emocional.

facebook y google

Creative Commons Flickr author: ssoosay

Mucha es la gente que quiere ver muerto a Google, diciendo que ahora las novedades están en Facebook, o que Twitter mueve la información de interés social. Claro que también hay los que quieren muertas a las redes sociales, diciendo que Google siempre contendrá la información mientras que lo otro es solamente mensaje de vida corta.

Ambas partes tienen su parte de razón. Pero en vez de querer enterrar a uno o asesinar al otro, quizás lo más conveniente es pensar que ambos canales son la representación actual de la comunicación en su versión on-line.

Mientras que en Google buscas información que desconoces pero que quieres aprender y muy posiblemente profundizar en aquel conocimiento, en Facebook y Twitter encuentras  casi “chocas” con información de la que a priori no estabas interesado.
Mientras un canal informa, el otro sorprende.

Distinto canal, distinta comunicación
Pongamos un ejemplo claro: Yo tengo un e-commerce donde vendo televisiones On-line, y creo un nuevo producto poniendo sus características esenciales: Fabricante, especificaciones técnicas, características, precio… Esta información es básica para que el usuario se informe, le interese y me compre el producto. Pero previo paso a este, esta información es básica para que Google la tenga en cuenta, la indexe, y alguien interesado en comprar un televisor de aquellas características encuentre mi tienda virtual.

Ahora bien, ¿puedo usar la misma comunicación en Twitter? En Facebook? ¡Obviamente no! Las redes sociales como hemos comentado tienden al emocional. La repercusión social que puede tener colgar en Facebook unas características de un televisor (a menos que el precio sea escandalosamente bajo) será nula.

¿Pero qué pasa si ponemos que sorteamos un televisor? El éxito en las redes sociales será muy alto, mientras que nuestra entrada des de Google va a ser casi nula (no se me ha ocurrido hasta ahora buscar “sorteo de un televisor” en el buscador).

 

Informa en Google, sorprende en las redes sociales
Una entrada deberá ser distinta dependiendo del medio por el que se quiere promocionar. Eso no significa duplicar la entrada para cada medio, esto significa jugar correctamente con cada elemento, y usar el que mejor se adecue al canal que usamos. Por ejemplo, el uso de metas:

– Metas: La meta description es el texto que aparecerá en la búsqueda de Google, debajo de la url. Este debe ser conciso, aclarador de lo que contiene el artículo y tener algún tipo de “gancho” para que el usuario quiera leer la información extendida.

metadescription

Pero esta misma meta es el texto que cogerá Facebook en el caso que alguien comparta tu publicación, cuando obviamente, por las cuestiones que hemos planteado antes, es muy distinto buscar una información (racional) a encontrarte con una información (emocional).

Afortunadamente podemos cambiar las metas y hacer que la misma publicación tenga una meta description orientada a buscadores, y otras específicas orientadas a Gacebook y Google+.

meta facebook

Aunque esta opción no se use mucho es de gran importancia, ya que podemos atacar a la parte emocional poniendo metas más sensacionalistas, más dramáticas o incluso ofreciendo los mejores vídeos/momentos relacionados con esa noticia.

 

¿Lo triturará?
Un ejemplo de cómo combinar de forma efectiva una información racional y emocional, es la campaña que realizó la marca “blendtec”, que venden licuadoras.

En su web muestran los varios productos que tienen con sus características (tal como puede pasar con televisores, lavadoras…) pero ¿Os podéis imaginar un producto menos atractivo que una licuadora para una red social? ¿Pondremos un “compartir licuadora modelo fourside” en Facebook? ¿Y si lo hacemos, apelaremos a la curiosidad? A laparte emocional?

Seguramente si lo que enlazamos es un: “¿Triturará nuestra licuadora un ipad?” El público es nuestro 😉

En la parte 2 seguiremos mencionando sistemas para aprovechar la parte emocional que nos aportan Facebook y Twitter.





Un enamorado de la comunicación, absorbido por la comunicación On-Line. Si tienes una web y no la estás rentabilizando, es que algo falla! ;) Chris en Google+

No comments.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies